La negociación colectiva: garantizar, proteger y mejorar los derechos de los trabajadores

UGT celebró el 5 y 6 de noviembre sus Jornadas Confederales de Acción Sindical y Negociación Colectiva para 2015

La Unión General de Trabajadores celebró los pasados 5 y 6 de noviembre sus Jornadas Confederales de Acción Sindical y Negociación Colectiva para 2015, que analizaron la situación actual y las perspectivas de la economía y el empleo, además del nuevo escenario de diálogo social y de las negociaciones para la renovación del nuevo Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC).

Unas jornadas que centraron sus debates en la necesidad de recuperar los salarios para poder crear empleo, con el objetivo principal de garantizar, proteger y mejorar los derechos de los trabajadores en nuestro país, principales afectados por esta larga crisis.
De esta forma, en las jornadas se puso de manifiesto el contexto de un profundo recorte del gasto público en el que nos encontramos, con una devaluación salarial constante y una reforma fiscal que reduce impuestos a las grandes empresas y las grandes fortunas, medidas que acentúan el riesgo de una recaída en recesión en la zona euro.

Además, seguimos con un debilitamiento de los servicios públicos esenciales, de la protección social, y de las garantías, libertades y derechos de los ciudadanos. Sin embargo, en lugar de mejorar las instituciones y derechos laborales, se siguen deteriorando con nuevas y sucesivas reformas, que están configurando un marco normativo cada vez más desfavorable para los trabajadores y que en el ámbito de la negociación colectiva ha implicado la ruptura del sistema de negociación, debilitando la fuerza vinculante de los convenios a favor del empresario.
En esta situación, la cobertura de la negociación colectiva ha seguido viéndose afectada. Las facilidades para el descuelgue salarial y la imposición de una fecha de caducidad para los convenios ha provocado que el ritmo de la negociación haya disminuido y que el número de trabajadores cubiertos por convenio siga siendo menor respecto al año 2011, año previo a la reforma laboral. De esta manera, solo se han registrado el 61,49% de los convenios que estaban registrados en septiembre de 2011.

El Gobierno no ha cesado en su intento de seguir erosionando el derecho del trabajo con sucesivas normas y reformas que han seguido incidiendo en el deterioro de las instituciones, tanto de la negociación colectiva, como de la contratación laboral, la protección ante el despido o las condiciones de jubilación. Modificaciones que vuelven a reducir el espacio de la negociación colectiva.
Por todo ello, resulta imprescindible priorizar, en las negociaciones para el nuevo AENC, la recuperación del poder de compra de los salarios como paso necesario para activar la economía mediante el consumo de las familias, y para combatir el aumento de las desigualdades que han provocado la crisis y las políticas de recorte y contrarreformas.

Junto con esta necesidad de fortalecer el poder de compra de los salarios y potenciar, es necesario impulsar el convenio sectorial que ordene y vertebre la negociación colectiva, actuar para que no se produzcan vacíos de cobertura, incentivar políticas de empleo de calidad y garantizar derechos de igualdad, formación y seguridad y salud en el trabajo.

Todo ello mediante el necesario impulso y fortalecimiento de la presencia del sindicato en la empresa para poder desarrollar la actuación de la organización en los procesos de negociación colectiva y de consultas sobre medidas de flexibilidad interna y externa.

 

Versión PDF