“Lito”, la intensa lucha por un ideal

Unos meses antes de que las sociedades obreras del ramo del metal constituyeran en Oviedo el Sindicato Obrero Metalúrgico de Asturias y acordaran nombrar a Manuel Vigil Montoto su primer Secretario General, éste hacia toda una declaración de principios. El 27 de octubre de 1912, en Vida Socialista, escribía: “Hay lucha porque hay distintas opiniones sobre las cosas de la vida; hay discusiones porque todos creemos estar en posesión de la verdad. La lucha es vida, y de la discusión sale la luz. Luchemos y discutamos exponiendo horadamente cada cual su opinión, y de ello saldrá la verdad de mañana, que puede ser distinta a la que hoy defendemos unos y otros. El mundo es así, y así seguirá siendo en el orden de las ideas. Siempre luchando y discutiendo por la conquista de un ideal.”

El ideal de Manuel Fernández “Lito” fue la UGT. La construcción de un sindicalismo democrático. Por eso, legítimamente, aspiró a dirigirla. Él lo hizo porque poseía la misma determinación que el primer secretario metalúrgico asturiano: luchar y discutir por la conquista de un ideal. Hace diecinueve años de ese Congreso extraordinario que la UGT vivió con gran intensidad. Se produjo un desgarro entre nosotros y los organismos que están vivos cuando se desgarran se resienten. Se nos ocurrió, creo que él tuvo la idea, organizar un campeonato de futbol. Durante algunos años competimos con desigual fortuna, pero siempre sorprendidos por las cualidades futbolísticas de “Lito” y el pundonor con el que los metalúrgicos se tomaban la competición. El paso del tiempo nos hizo ver las cosas con más temple y la responsabilidad de “Lito” y de la federación de MCA han contribuido a dar estabilidad a la Unión. Creo que la UGT aprendió mucho de aquellos años y yo he sentido su apoyo y afecto en momentos difíciles.

El tiempo que le tocó vivir como dirigente sindical de esos trabajadores que fabrican cosas reales, discurrió paralelo a la profunda transformación social de España y Lito fue un factor que sumó. Que contribuyó al progreso de los trabajadores. Generó nuevas ideas y tuvo la fuerza necesaria para escapar de las viejas. Mi amigo y compañero Lito vivió honestamente. Lo hizo conforme a sus principios. No olvidó sus orígenes. Recordemos su ejemplo.

Cándido Méndez. Secretario General de UGT.

 

Versión PDF