UGT debate nuevas fórmulas para garantizar la aplicación del Código Ético

Seminario “Organización y Ética”

Para dar cumplimiento a las resoluciones del 41 Congreso Confederal, que estableció dar continuidad al desarrollo del Código Ético mediante la creación de una comisión que se encargara del seguimiento y evaluación del mismo, la Secretaría de Organización y Comunicación de UGT organizó el 29 de octubre, en Madrid, el seminario “Organización y Ética”.

Los debates se centraron en torno a los procedimientos que deben seguir las comisiones éticas o deontológicas para realizar su trabajo con todas las garantías, así como los principios y fórmulas necesarios para implementar y gestionar cambios en las organizaciones.

El Seminario contó con la participación del Catedrático de Ciencias Jurídicas y de Filosofía del Derecho de la Universidad Complutense, y presidente de la Comisión deontológica de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE) Manuel Núñez Encabo, que defendió el papel de la ética en una sociedad que está demandando cambios profundos en el funcionamiento del sistema democrático.

Esto, junto a la instantaneidad de la información lleva a los ciudadanos –según Núñez Encabo- a reclamar medidas inmediatas, que no se ajustan a los tiempos en los que se mueve el sistema judicial, pero que sí pueden adoptarse mediante la aplicación de códigos deontológicos que actúen con todas las garantías.

Enrique Cervantes, psicólogo experto en Teoría del Comportamiento Organizacional, defendió durante su intervención el papel de los líderes como agentes de cambio, la necesidad de evitar afrontar los procesos de cambio como algo excepcional para insertarlos en la dinámica natural de las organizaciones, y en tercer lugar, asumir que la dificultad de los cambios radica en que no se pueden imponer y son las personas que conforman la organización las que deben asumirlos personalmente.

El Secretario de Organización y Comunicación, José Javier Cubillo, manifestó la determinación de la Comisión Ejecutiva Confederal de hacer cumplir las resoluciones congresuales relativas al desarrollo del Código Ético y la puesta en marcha de la comisión de seguimiento y evaluación, e hizo un llamamiento a la participación en un debate que necesariamente debe ser compartido por toda la organización.

La clausura del seminario corrió a cargo del Secretario General de UGT, que mostró su interés en impulsar un código deontológico, de carácter general, que deberían desarrollar las instituciones democráticas, como fórmula para el establecimiento de un modelo ético compartido, “ya que hasta en esto se pueden sufrir las consecuencias de la diversidad de las fórmulas que se adopte por cada una de las organizaciones” o entidades que lo están abordando.

Cándido Méndez concluyó avanzando que las “decisiones organizativas aprobadas por el Sindicato en el último congreso no pueden mantener los calendarios iniciales y habrá que acelerarlas” remitiendo el debate sobre esta cuestión a la reunión del Comité Confederal de finales de noviembre.

Versión PDF