Los tratados de libre comercio anteponen los intereses de las multinacionales frente al interés general

La Unión General de Trabajadores, a través de la Cumbre Social Estatal, apoyó el pasado 11 de octubre la manifestación de Madrid con motivo del Día de Acción Europeo multisectorial contra el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión entre la UE y EEUU (TTIP), el Tratado Económico y Comercial Integral entre la UE y Canadá (CETA), el Acuerdo sobre Comercio de Servicios (TISA) y la agenda corporativa de libre cambio, pues priman el interés de las multinacionales frente al interés general.

Bajo el lema “Nuestras vidas y derechos por encima de las multinacionales”, se denunciaron unos tratados que se negocian desde la opacidad, sin informar a la ciudadanía sobre lo que se acuerda y sus consecuencias.

Unos Tratados que recogen la filosofía de las políticas de recorte y austeridad a ultranza, desmantelan los modelos sociales y merman lo público frente a lo privado. Tratados a medida de las grandes multinacionales en detrimento de los gobiernos democráticos, elegidos por y para atender las necesidades de las personas.

Un claro ejemplo de cómo el comercio y las inversiones se están negociando antidemocráticamente, con el único fin de dar respuesta a las demandas de las grandes corporaciones multinacionales.

Por ello, en este día, UGT volvió a demandar que estos tratados antepongan a las personas sobre el interés de las multinacionales, primen lo público sobre lo privado y que exista transparencia en estas negociaciones, que afectan directamente a los ciudadanos al suponer un recorte de sus derechos.

 

Versión PDF