84 días de trabajo más que los hombres para percibir el mismo salario

La brecha salarial entre hombres y mujeres se sitúa ya en el 22,99%, lo que significa que ha aumentado un 0,5% respecto al año anterior. Es decir, las mujeres españolas tendrían que trabajar 84 días más que los hombres para percibir el mismo salario que ellos.

Es una de las conclusiones del informe “El empleo no impide el empobrecimiento de las mujeres” presentado por la Secretaria para la Igualdad de UGT, Almudena Fontecha, con motivo del Día contra la Desigualdad Salarial que se celebra todos los 22 de febrero.

“Sigue aumentando la brecha salarial que se sitúa en un 22,99%”

El documento refleja que la diferencia salarial supone que las mujeres tendrían que trabajar de media 47 años y 2 meses para cobrar la misma pensión de jubilación que un hombre que trabaje los 38,5 años, para acceder al 100% de la pensión y recuerda que el 71,81% de las mujeres con pensión de jubilación percibe unos ingresos igual o por debajo del SMI, mientras que sólo el 24,48% de los hombres se encuentra en la misma situación.

Además, más del 60% de los casi tres millones de mujeres en paro, no perciben ningún tipo de ingreso pero es que las mujeres perciben 4,65 euros diarios menos que los hombres de la prestación contributiva.

De este modo, vemos como la diferencia de salarios del 22,99% conlleva una diferencia del 15,20% en el desempleo contributivo y se dispara a un 38,12% en la jubilación, acumulando una diferencia económica a lo largo de la vida laboral del 25,45%.

“Menores salarios, menores prestaciones por desempleo y pensiones más reducidas”

Para Almudena Fontecha , “la crisis no sólo ha empeorado las circunstancias de las mujeres sino que oculta su posición en el mercado de trabajo, pues parece afectar más a los hombres. Sin embargo, hay más mujeres inactivas que hombres, mayor nivel de paro, mayor precariedad y menos ocupación de las mujeres respecto a los hombres”.

La reducción del gasto público en materias como la sanidad, la educación y los servicios sociales –sectores fuertemente feminizados- no sólo ha reducido la cantidad de empleo de las mujeres sino que hoy “las mujeres están siendo, en muchos casos, las sustitutas de ese Estado de Bienestar. Además, la reforma laboral ha reforzado las desigualdades estructurales del mercado de trabajo y ha empeorado la economía” añadió.

“Desde UGT”, explicó Fontecha, “estamos convencidos de que la solución a esta crisis está más cerca de lo que algunos se piensan: No podemos olvidar que las mujeres en nuestro país toman el 80% de las decisiones de consumo, por lo que favorecer los salarios de las mujeres y la participación activa de las mismas haría posible un cambio de modelo productivo y un desarrollo sostenible económica y socialmente”.

“Ellas toman el 80% de las decisiones de consumo en nuestro país”

“Si este país no quiere cometer un suicidio desde el punto de vista social, tiene que favorecer e incrementar la tasa de actividad de las mujeres y hacer políticas públicas que favorezcan la conciliación ya que la falta de este tipo de políticas está trayendo consigo menos tasa de actividad de las mujeres y menos niños, lo que tendrá consecuencias sociales muy graves” finalizó.

 

Versión PDF